El método ponseti

¿Qué es el Método Ponseti?

El método de Ponseti es el tratamiento de elección a nivel mundial, para los bebés que nacen con Pie Equinovaro Congénito, y consiste en la colocación de yesos seriados semanales hasta la corrección de la deformidad
La edad más adecuada para comenzar la colocación de los yesos está entre los 5 a 10 días de nacido, para aprovechar la elasticidad de los tejidos que forman los ligamentos, cápsulas articulares y tendones, con el método estas estructuras son estiradas semanalmente hasta lograr que los huesos desplazados en los pies alcancen su posición correcta.

La corrección en la mayoría de los casos se logra conseguir con la colocación de 5 a 8 yesos, los cuales se colocan desde los dedos de los pies hasta la base del muslo, son yesos largos sobre la rodilla, semanalmente con cada cambio de yeso, se irá corrigiendo gradualmente o por etapas las deformidades que forman el Pie Equinovaro hasta alcanzar la corrección final

Antes de la colocación del yeso final se realiza la tenotomía o “corte” del tendón de Aquiles con una pequeña aguja o bisturí, y luego se coloca el yeso final para mantener la corrección deseada de la deformidad durante 3 semanas y el tendón de Aquiles cicatrice alargado.
Inmediatamente al retirar el último yeso, se debe colocar una prótesis que consiste en 2 zapatos o férulas de plástico unidos mediante una barra metálica o de fibra de carbono que mantiene los pies rotados hacia afuera. Esta prótesis se le debe colocar al bebé durante 23 horas al día con una hora de descanso durante los 3 primeros meses y luego solo en las noches hasta los 3 o cuatro años de edad, que es cuando el niño se deja sin ningún tipo de prótesis.

El método de Ponseti es un tratamiento con un muy alto porcentaje de éxitos, pero SÓLO debe ser colocado por PERSONAL MÉDICO ENTRENADO en la correcta aplicación del método y debe existir un compromiso entre los padres y su médico acerca del cumplimiento estricto de todas las fases del tratamiento desde la colocación del primer yeso hasta el cumplimiento en el uso de las prótesis.

PDF Embedder requires a url attribute

El tratamiento del pie zambo suele iniciarse en los primeros días tras el nacimiento. El primer yeso coloca el pie en posición de supinación para corregir el cavo.
El resto de los yesos van colocando al pie progresivamente en posición de más y más abducción. La última fase del tratamiento consiste en corregir el equino. Esto sólo se consigue realizando un pequeño corte en el tendón de Aquiles, lo que permite colocar el último yeso en posición de máxima corrección. Habitualmente, la tenotomía se realiza de forma ambulatoria en la consulta con anestesia local. Éste será el único acto quirúrgico necesario en el método Ponseti.

Transcurridas 3 semanas desde el último yeso, éste se retira y se coloca una férula de abducción. Ésta se utiliza para mantener la corrección conseguida. Se colocará 23 horas al día durante e meses y luego se pasará a usarla sólo para dormir hasta los 4 años. El uso de esta férula es fundamental para evitar las recidivas.
En caso de recidivas se puede volver a manipular y enyesar el pie hasta conseguir corregirlo. En ocasiones, es necesario trasponer el tendón tibial anterior para corregir la aducción del pie.

Cerrar menú
Cerrar panel